Educar con amor, educar con certeza: Colegio Johannes Kepler, un colegio del siglo XXI

Educar con amor, educar con certeza: Colegio Johannes Kepler, un colegio del siglo XXI

Categoría: Artículos

Por Alegría Crespo, Ph.D en Educación

 

Lo que esperamos para los niños y adolescentes es que sean felices, que aprendan, jueguen, creen relaciones de por vida y que se sientan acogidos en un ambiente cálido

Al entrar al colegio Johannes Kepler, uno se siente en un rincón mágico, un oasis de paz entre eucaliptos. La energía que emana esta institución es poderosa y nos reconcilia con el proyecto educativo del siglo XXI.

El Johannes Kepler inició en Quito, Ecuador, en mayo de 1991 con la sección preescolar, tomando como eje central “líderes éticos y humanos capaces de cambiar el mundo”. Hoy en día se distingue por ser la institución educativa que educa con metodología vanguardista en un ambiente natural y familiar en preescolar, básica y bachillerato.

La calidez es, posiblemente, ese diferenciador el que hace que el JK sea un lugar en el cual los chicos son felices, se forman con tecnología de punta del más alto nivel, con personalización y mentalidad global. Este colegio está alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, lo cual logra que sus estudiantes sean ciudadanos que piensen más allá de su propio bienestar, logra ciudadanos que piensen en el bien social, en la sostenibilidad.

Por otro lado,  su metodología de “un día a la vez” hace que se profundice en una sola materia de manera experiencial, combinándola con materias como arte y educación física. Como pedagoga, considero que esta metodología es disruptiva y permite que el aprendizaje se plasme más aprovechando la plasticidad del cerebro en esta etapa del desarrollo humano.

Durante la pandemia, el JK brinda educación de calidad con tecnología de alto nivel, basándose en plataformas (LMS) de calidad internacional, siendo la fortaleza la calidad humana de los docentes que “abrazan” a los chicos con calidez y afecto.

Sin duda, el Johannes Kepler es una alternativa llena de certezas en una época en la cual la educación debe ser fortalecida. Tomando en cuenta la frase de Mandela quien menciona que “la educación es el arma más poderosa que tenemos para cambiar el mundo”, el Johannes Kepler es aquel refugio educativo que garantiza aprendizaje y apoyo para formar chicos felices a pesar de cualquier circunstancia.

Sin duda…una opción educativa maravillosa.

 


Educar con Alegría