Pautas del Colegio Johannes Kepler para que la modalidad on line sea una gran experiencia

Pautas del Colegio Johannes Kepler para que la modalidad on line sea una gran experiencia

Categoría: Artículos

 

Por: Alegría Crespo, Ph.d en Educación

Tomando en cuenta que no existe la rutina establecida de un día regular de escuela, internet realmente confiable o un lugar idóneo para recibir clases dentro de casa, los estudiantes pueden estar luchando por mantener el ritmo de aprendizaje fuera de sus aulas regulares. Ya que nada puede reemplazar la interacción presencial del proceso de aprendizaje, es importante hacer un seguimiento constante del bienestar de los estudiantes durante esta época de confinamiento. El colegio Johannes Kepler, consciente de esta realidad, busca por sobre todo el bienestar emocional de sus estudiantes. Los docentes de esta hermosa institución nos plantean las siguientes pautas para tener un proceso de educación online con éxito.

  1. La organización es clave para el bienestar del estudiante: Los adultos debemos ser guía para que los estudiantes tengan un espacio limpio, ordenado y adaptado (de la mejor manera) a su proceso de aprendizaje. El entorno físico es esencial, por lo cual debemos contemplar factores clave como que el lugar sea suficientemente iluminado, de ser posible tener una silla ergonómica, que sea limpio y ordenado para fomentar el aprendizaje.
  2. Otro aspecto fundamental es la autonomía. Las tareas diseñadas por los profesores deben ser tomando en cuenta la edad, el progreso y el ritmo de cada estudiante. Es momento para fomentar su responsabilidad y autonomía. De la misma manera, en casa es sumamente importante permitir que los chicos trabajen solos, que se sientan autónomos en su aprendizaje. Los padres pueden ser guía y estar de apoyo, sin embargo, el respeto de su espacio de aprendizaje también es esencial en este confinamiento. Ellos deben sentir que están lográndolo por si mismos.
  3. Expresión de sus sentimientos: tanto durante el proceso de aprendizaje como en casa, debemos crear espacios como docentes y padres de familia para que los chicos puedan expresar cómo se sienten. En la educación presencial, los profesores y estudiantes pueden descifrar la comunicación también por las manifestaciones de expresión no verbal, hoy esa comunicación está limitada. Por tanto, es importante que manifiesten sus emociones durante este confinamiento. En casa, el diálogo es el principal aliado. Hablar sobre este tema es fundamental y los padres deben ser los principales referentes de ejemplo de expresión de emociones.
  4. Rutinas: mantener rutinas establecidas es esencial para continuar con la “normalidad” dentro de esta situación para la cual no estábamos preparados es esencial. El almirante Mc Raven señalaba “Si tiendes tu cama al despertar, habrás cumplido con tu primera tarea. Tendrás una sensación de orgullo y te alentará a cumplir un objetivo más, después otro y otro. Esa pequeña labor se convertirá en muchas metas cumplidas”. Por tanto, es sumamente importante que se mantengan hábitos que parecen pequeños e insignificantes, pero que al momento de enfrentarse con toda esta nueva realidad son muy poderosos. Que los chicos tengan responsabilidades, comenzando por tender su cama.

Ésta es una labor de equipo, cada uno tiene que remar el barco y hacerlo bien. Juntos, velando por el bienestar mutuo, saldremos adelante y saldremos bien.

El colegio Johannes Kepler está en constante mejora y seguimiento por el bienestar de los miembros de la comunidad. Sin duda, es una magnífica opción educativa.

Fuente:  Salmeron, A. (2020). Check in on emotional well being during distance learning. Google for Education Team. Recuperado de: https://www.blog.google/outreach-initiatives/education/social-emotional-learning-covid19

.

 


Educar con Alegría